jueves, 6 de septiembre de 2012

Party time!

No me queda claro. ¿Cómo puede ser una noche mágica y desastrosa a partes iguales? En algún momento de la noche me he perdido. ¿Sabes esas noches en las que no sabes si han sido cojonudas o una puñetera mierda? Pues no sé cómo lo hago, pero últimamente las tengo a puñados. Estoy hecha mixtos, pero me da miedo irme a dormir. Seguro que cuando me levante "mañana" tendré más claro si ha sido una noche guay o una merde. Y creo que prefiero no saberlo.

Estimados guionistas de mi vida, como sigáis escribiéndome estas noches tan surrealistas, pronto os quedáis sin curro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario