viernes, 5 de octubre de 2012

Rendezvous

Y seguimos con el ciclo de reencuentros. Esta vez, versión juriperiodistas en paro. Con estrella invitada incluida. Qué gran noche. Cómo se echan de menos esas clases de pandereta en la facultad haciendo el idiota, buscando balrogs en los fondos inexplorados de la biblioteca, comiendo Conguitos en clase de Procesal Civil, grabando versiones porno del Carrrrrrrrusel Deportivo y conociendo al representante de Subnormales, S.A. Tanto tiempo diciendo aquello de "Como no termine pronto la universidad, la universidad acabará conmigo" y ahora añorando aquellos días...

El Cadillac... ¡el Cadillac ya no es el Cadillac! El garito mítico de las quedadas asshai'i ha mutado en un vagón de tren regentado por un presentador del Club Disney. Ya no es el bar costroso al que íbamos a echar carreras de sillas, pero seguirá siendo el Cadillac por los restos. La idea de que el sitio parezca un tren mola mucho, pero las vistas son, cuanto menos, rallantes. Hale, ya puedo decir que me he montado en el Shinkansen.

Pues sí, reconforta pensar que hay cosas que, por mucho tiempo que pase, nunca cambian xD

Que pongan el Gangnam Style en un pub. Que Almu se emocione y se ponga a bailarlo. Que sus colegas no la sigan. Que no sepan lo que es. Madre del amor hermoso... ¡Con lo divertido que es bailar esta memez!

"Eh, ¿quién soy, quién soy?". Olvidaos de la estatua de la osa y el madroño: la nueva foto turística madrileña es esta, frente al Bar Prado.

Y a desayunar en plena calle escuchando a Agnes Obel... ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario