domingo, 14 de octubre de 2012

We are a disgrace to the human race

Buf. Qué mal le sienta a mi coco lo de las lesiones. Creo que en estos días he hecho todas las tonterías habidas y por haber, qué vergüenza. Ya me podría haber lesionado los deditos en lugar de la pierna, cuánta mortificación me hubiera ahorrado. Me queda la excusa de que estos días estoy un poco más desquiciada de lo normal y no estoy siendo yo misma, en fin.

Vaya fiestas del barrio más raras y cutrongas que hemos tenido este año, sin feria, pero con feriantes indignados y con chicos que no te invitan al cine... sino que te abren un cine sólo para ti. Por eso la noche empezó con "hoy nos subimos pronto". Mal. Maaaaal: como todo el mundo sabe, decir eso equivale a invocar a una bacanal. Pero mereció la pena, nos pusieron el 'Gangnam Style'. Dos veces. Para desgracia de mi pobre mala pata...


PD.: ¿Se tira el Baumgartner o qué? Que con la tontería ya nos lleva una semanita de coitus interruptus, el tío.
PPD.: Y como no hubo feria, los canis y las chonis se quedaron sin su hábitat natural: los coches de choque. No preocuparse, ahí estábamos nosotros para suplir esa terrible carencia en unas fiestas de barrio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario