viernes, 4 de enero de 2013

Alegría en estas fiestas, porque ya es Navidad

Y porque unas Navidades sin Cortylandia no son Navidades. Ea. Aunque sea una merde como el de este año.

Su aspecto costroso a la par que repipi ya dejaba poco lugar a la esperanza.
Ay, qué recuerdos cuando el Cortylandia era el evento navideño del año de la capital... ¡Campaña para que vuelvan los hobbits y los uruks a Cortylandia! Al menos a la vuelta de la esquina estamos nosotros manteniendo bien alto el pabellón friki.

De aquí a que me ofrezcan un papel en alguna peli. Fijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario