lunes, 8 de abril de 2013

Aquí están mis armas: las manos vacías

Hoy hemos estado en el XXXI Trofeo Internacional de Karate Villa de Madrid. Ha sido casi como otro día de curro (pero sin cobrar, *josnif*), estábamos los de siempre danzando por allí. Hacía unos años que no iba, porque entre que el open iba medio pactado y que al ser amistoso los árbitros de imparciales tienen poco, al final el madrugón se hacía cuesta arriba. Pero este año iba la selección de Turquía y Japón, y los japos molan. Aunque jugar fuera de casa y que el 90% de los árbitros fueran españoles acaba pasando factura y al final no se han comido un colín. Me gusta mucho su estilo de kárate, mucho más sencillo y directo que las florituras que hacemos nosotros.

Al final se ha hecho un poco cansino y lo que más me ha gustado ha sido el kata y el bunkai de la exhibición. La selección española masculina nos ha regalado un Annan de los de agárrense los machos.

Aquí la famosa técnica que utilizaba Goku en Dragon Ball para hacer volar a la peña.
"Tienes el nudo de la corbata torcido, espera que te lo arreglo".
Luego nos han calzado la exhibición del yin-yang que ya hemos visto por lo menos tres veces (es lo que tiene pasarse los findes en competiciones). Y después nos han invadido las hordas de niños. Más de 300 chavales en dos tandas. Así estaba Vistalegre tan petado (en el lado donde estábamos nosotros, al menos), tanto padre...

Aunque esto ha sido muy bonito, lo del "Kárate Olímpico" siempre me toca la patata. La cosa es que no he hecho mucho caso de lo que estaban haciendo los dos niños, porque en la pantalla cara del pabellón han puesto un vídeo con escenas de anime deportivo... aunque se han olvidado de Chicho Terremoto (herejes...) e, inexplicablemente, se les ha colado una imagen de Lina Inverse conjugando un Matadragones de los de toda la vida.


Nos han recordado que los tres países de las selecciones presentadas al Villa son candidatas a ser sede olímpica en 2020. Claro, de ahí las hostias...

La delegación karatika se queda cada año más escasa.

PD.: Echarse la siesta y despertarse con esto pegado a la cabeza. A mí no me salen granos en la frente, me salen gatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario