domingo, 16 de junio de 2013

Go your own way

Anoche, a eso de las 3 de la mañana, pasaron unos tíos por debajo de mi casa en cuestionable estado etílico imitando a Chewbacca. Supe que le imitaban y no eran meros eructos distorsionados porque iban gritando "¡Soy Chewbacca!", no porque lo hicieran bien.

Como precalentamiento para la laaarga mañana que nos espera mañana, hoy hemos asistido a un curso de masaje orientado a karatekas. No sólo hemos aprendido un montón sobre qué no hacer cuando te haces pupa, además nos hemos manoseado pero bien. Aunque me llevo algún trauma que otro, como si ver en chándal a ciertas personas no fuera ya suficiente.

En primera línea de playa o curso de masaje pornodeportivo.
Mención especial a la súper toalla de Juanjo, aunque no sé por qué no se ha llevado la del bidé directamente.

Lo siento por los chavales que entrenan en la Fede, pero les hemos dejado el tatami lleno de aceitito y otras hierbas (tanto tocamiento...). Yo no correría muy rápido por ahí el lunes, aconsejo.
Y para terminar, ¡final feliz!
Aunque lo mejor ha sido la toalla de Juanjo, mención especial honorífica para las cortinas de patitos y pingüinos de la Fede de Kárate. Se me enamora el alma con estas chorradas tan cucas.
Unas de estas para nuestro gimnasio YA.
Ayyy... ya estoy toda nerviosica, mañana le voy el día a más de uno.
¡U-AH!

1 comentario: