lunes, 3 de junio de 2013

Got a 3 speed and banana seat

Hola, soy Almudena y me pierdo más que el alambre del Pan Bimbo. Menos mal que, a una mala, tengo una buena orientación y siempre termino llegando donde pretendía. Aunque llegue cuando todos han comido y se han zampado mi comida, *josnif*. Como siempre, cada vez que pongo un pie fuera de casa, una aventura. Menos mal que tengo una compañera de fatigas y aventuras capaz de atravesar patatales. Para que luego digan que la suspensión integral en las bicis es una castaña.

Y ajena a todo peligro (de quedarme sin comer), encima me paro a hacer fotos
Me encanta mucho esta foto.
Este lugar me ha parecido muy mágico. Un banco tan perdido que estaba cubierto de flores.
Llegados a este punto, ya estaba bastante perdida. Pero, aplicándome las teorías del Gato de Cheshire ("Siempre se llega a alguna parte si caminas lo suficiente"), he seguido, básicamente, por donde me ha dado la gana. He visto un peaje cerca de mi casa que no sabía ni que existía, se me ha pasado por la cabeza llamar a Iker Jiménez. Y justo cuando he vislumbrado un camino que me podría servir, no encontraba camino para llegar hasta ahí. ¿Qué he hecho, pues? Meterme por el campo de nabos este en el que se me hundían 10 centímetros las ruedas de la bici.

¿Hola? ¿Civilización?
Pero llegar, al final llegué.

Pipo llevando un palo a su medida.
No me acordaba de este lago, qué tranquilidad se respiraba...
He hecho un vídeo muy bonito de los patos bañándose, pero me abstendré de subirlo, porque estaba canturreando sin darme cuenta. En esas estaba cuando he visto a uno de mis peque-alumnos de inglés. Qué sorpresaca.
El mundo en una pompa de jabón.
Me lo paso mejor con estas mierdas que los niños pequeños.
Mi primer intento haciendo guacamole.
Que sí, que el campo es de un cansado...

1 comentario: