miércoles, 26 de junio de 2013

I am still painting flowers for you

Bueno, al final me metí en una pira de verdad. Fue incidental en un momento en el que perdí la verticalidad, pero salí con vida. Y con pelo. Aunque los únicos dragones que vi fueron los causados por los copazos. Espero que los de verdad estén de camino.

Después de unos días agotadores llegué a Bolsón Cerrado tan hecha mixtos que casi me quedé frita encima de la cena. Algo raro me debió de pasar, porque me caí redonda en mi cama y, horas después, me desperté en la de la habitación de al lado. Menos mal que mi hermano no estaba o lo hubiera flipado en colores.

Próximamente más aventuras playeras. O algo.

1 comentario:

  1. Eso solo implica sexo salvaje, y no acordarse de ello no mola nada. La proxima vez menos alcohol y más dragones!!!

    ResponderEliminar