viernes, 14 de marzo de 2014

Above or below the ground

Hoy ha venido a saludarme uno de mis antiguos alumnos y a intentar reírse un poco a mi costa. No era el día. El elemento tiene alrededor de once años y se ha acercado en mí en plan Johnny Lawrence (en plan malote de Karate Kid, para que nos entendamos), hasta físicamente se parece un poco a este tipo. Total, que ahí estaba yo, esperando para recoger a mis peques de kárate, cuando el malote se ha acercado a decirme: "¿Qué? ¿Todavía estáis partiendo periódicos? ¿Todavía partís periódicos mientras YO estoy en primera división de fútbol de Leganés?". Eso de "partir periódicos" es una técnica que se usa con niños pequeñitos para que aprendan a dar puñetazos correctamente, sin hacerse daño y sin correr el riesgo de posibles lesiones. Además, les gusta mucho y les encanta retarse a sí mismos poniendo cada vez mayor número de hojas.

Como decía, hoy no era el día de intentar quedarse conmigo. Le he mirado y le dicho: 
Almu: Chaval, antes de partir caras, hay que partir hojas de periódico.
Niñato: Pues a partir denuncias.
Almu: ¿Eh?
Niñato: Que si pegas a la gente por la calle te denuncian.
Almu: Chaval, a mí no me denuncia nadie: soy abogada. Que intenten denunciarme.
Niñato: ¿Has estudiado para abogada?
Almu: No sólo he estudiado para abogada, lo soy.
Niñato: ... Bueno, venga, que me voy.
Bueno, vale, sí, me he tirado una trola, pero nadie ha salido herido. Quizá el orgullo del chaval. Vale que era un niño, pero no aguanto a los que van de listillos, a los que siempre quieren quedar por encima de los demás y a los niñatos que no tienen respeto por nada ni por nadie. A vacilarle a tu tía, chaval.

No hay comentarios:

Publicar un comentario