jueves, 27 de marzo de 2014

Can't complain about much these days

Me encanta muchísimo esta foto. No salgo especialmente bien, pero es perfecta.

El sábado pasado hicimos una exhibición y un mini cursillo en el Decathlon de Getafe de kárate, kobudo y defensa personal. Para el poco tiempo que tuvimos para prepararla, lo cierto es que salió bastante chachi. Y a pesar de las circunstancias, que mira que vinieron difíciles entre lesiones, ausencias, espacios reducidos y tatamis de papel. 

En todo el lomo, donde pica, ¿eh, Emi?
Fue todo un éxito de asistencia. Los chavales del Decathlon nos contaron que fue la exhibición con más público de las que habían hecho hasta el momento. Y lo mejor de todo no fue un público desinteresado y con ganas de dejar sorprenderse. No, lo mejor fueron los amigos que se acercaron a vernos aunque fuera en coche prestado. Muchas gracias por estar ahí, así sí le llena a uno hacer estas cosas. Y de verdad que no sabéis lo que se aprecia.

¿Quieres aprender a partir piernas? Nosotros te enseñamos, ¡todo sea por una buena causa!
El cursillo de defensa personal para los asistentes tuvo más éxito del que esperábamos, pero de esta experiencia he aprendido dos cosas: 
  1. Soy pésima enseñando defensa personal.
  2. Mi cara de dar susto en el tatami da demasiado susto.
Dentro de poco más de una semana hacemos otra en una jornada de puertas abiertas y ya hasta la de junio. ¡Este año estamos que lo tiramos, oiga! ... ¿Por qué me saldrá acento de malote en lugar de verdulero al decir eso último en mi cabeza? La respuesta en el próximo programa.

Mi colega José Ramón me ha hecho una foto para el CV, qué majete.

2 comentarios:

  1. Queridos lectores, no se dejen llevar por las apariencias, el carácter (ahora sí, con tilde, ¡sorry Almu! Jeje) de la karateka es... ¡todo dulzura! :-)

    ResponderEliminar