lunes, 7 de abril de 2014

Mantener la puerta abierta para que más puedan pasar

Jornada de puertas abiertas... superada. Pero la próxima vez que nos traigan una pala para recogernos al final. Menuda sobrada. No fue nuestra mejor exhibición (ni la mía en especial), pero tuvimos un lleno general y, entre ellos, espectadores de lujo. ¡Gracias a todos por venir! Mención especial a Papito, que salvó la música... y mi sanidad mental, en el proceso. La poca que me queda.

En junio, al escenario-tatami otra vez.
A propósito de karatikos y otras zarandajas, esta mañana ha sido el no-sé-cuántos Villa de Madrid de Kárate y, cuál ha sido mi sorpresa cuando, a las 4 de la mañana, he visto que lo estaban echando en Teledeporte. ¿Se habrán quedado sin programas de póker y llamadas telefónicas? Mira que podrían haber puesto hasta la carta de ajuste. ¡¿Pero cómo se les ocurre echar kárate por la tele?! ¡Blasfemos!

De karatikos a Ironman. Ya nos queda menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario