martes, 18 de agosto de 2015

Purr back

Estos días vuelvo a estar un poco desaparecida en combate, pero es por una buena causa: mis vacaciones. Estoy un poco hecha mixtos después del día tan completito que hemos tenido hoy, pero quería aprovechar que toco casa durante unas horas para dedicaros unas fotos de... oh, sí, más gatos. Lo estabais deseando. Porque lo que internet necesita son más coñas con el perrito de la Espe y más material de gatetes, y ahí estoy yo para echar una mano cuando se me necesita.

Estas bestias pardas a ratos son lo más adorable del mundo mundial y me alegran la existencia con solo mirarles. Hundir la nariz en sus barrigotas ya es la felicidad absoluta. Y que te den mimitos, el nirvana. Espero que os causen el mismo efecto, aunque no están disponibles para secuestro, advierto.

Sed felices.
¡Nos vemos en los bares!

Pangur Bán recogiendo manzanitas. Ya le podemos meter a jornalero para recoger olivas.
Porque los gatos también ponen mirada blue steel.
¿Es un peluchín o qué? >_<
To monosos y achuchables.
Verano os manda besitos.
Y este de mi parte.

PD.: Ay, la galleta de Ant-man... AY ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario