jueves, 31 de marzo de 2016

I'm still breathing

¡Sigo viva! Bueno, más o menos. Hago lo que puedo. Lo cierto es que sigo trabajando en esa espiral de gloriosa autodestrucción en la que ando inmersa últimamente. Pero ese no es el motivo que me ha llevado a estar desaparecida la friolera de diez días (diez días con sus noches sin escribir chorradas, mygod), no. Algunos sabéis que, por unos motivos o por otros, viajo más que el baúl de la Piquer, pero creo que durante las pasadas "vacaciones" he batido el récord: más de 1.800 kilómetros en siete días. Chúpate esa, Willy Fog. No he parado quieta ni un día. Si no fuera la bala perdida que soy, estaría más desorientada que una peonza pero, eh, aquí sigo dando guerra y liándola parda, cómo no.

Así que en los albores de la tempestad vuelvo a vosotros como mejor sé: ¡con gifs de gatos! Y con uno de los mejores que he visto últimamente, nada menos.

Adorad todos al gato pirata que anda la tabla con más estilo.
Sed buenos, mis pequeños capullos de alhelí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario