miércoles, 20 de abril de 2016

Who's to say I can't do everything

Hoy os voy a contar una bonita historia. Hace exactamente seis años, un 20 de abril como hoy, alguien tuvo un detalle maravilloso conmigo: sabiendo de mi mala suerte, me regalaron un precioso trébol de cuatro hojas. Agradeciendo a la Madre Naturaleza las mutaciones genéticas, me guardé mi renovada suerte en un libro, lo cual fue una gran, graaaaan jugada porque, claro, como solo tengo cientos y cientos... Fue un gran giro de los acontecimientos de los guionistas de mi vida: concederme buena suerte durante un rato para que luego la perdiera yo misma.

Así que, durante seis años el Anillo... digooo, el trébol mutado pasó desapercibido hasta que, cuando se presentó la ocasión, Facebook demostró que la herramienta "Un día como hoy" (la de los recuerdos) tiene una verdadera utilidad. Resulta que hace seis años escribí un estado tal que así: Me acaban de regalar un trébol de cuatro hojas *__* ¡Vivan las mutaciones genéticas! Ya estaba llorando mi trébol perdido cuando he abierto los comentarios y en uno de ellos decía: Tengo que ir a plastificarlo. De momento está metido en un libro de Jack Johnson ^^

Vale, tengo unos cuantos libros de Jack Johnson, pero el marco ya se había reducido lo suficiente. ¡La suerte vuelve a estar de mi lado! O algo así, vamos. ¿Os podéis creer que hace seis puñeteros años perdí el dichoso trébol y gracias a un comentario de un vetusto estado de Facebook ahora sé dónde buscarlo? EPIC WIN.




PD.: He vuelto a dejar el trébol donde estaba. Dejo constancia de esto por aquí para el día que la Almu del futuro quiera saber dónde está el trébol de cuatro hojas sepa donde buscar.

2 comentarios:

  1. Eres única hasta para reencontrar cosas XD Un besazo, guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo he hecho a propósito, pero ha sido un giro del destino inesperado xD
      Otro besote para ti, guapetona :*

      Eliminar