lunes, 9 de septiembre de 2013

Eternamente joven

Por los mensajes, los tirones de orejas, las llamadas, las tarjetas, los recuerdos, los correos... Gracias. Por circunstancias que más o menos conoceis, este año no he querido celebrar nada, pero agradezco que estéis aquí, allá o al otro lado de la pantalla. Ha sido difícil pasar este día con esa abrumadora ausencia y un peso tan grande en el corazón, pero ha pasado. Gracias a todos.

Y gracias a Michu y Aroa por su maravillosa felicitación anual. Sois lo más GRANDE de este mundo y de los de al lado, par de cracks. Se os quiere un porrón y medio, malajes.

Pero no puedo terminar esta entrada sin hacer mención al olímpico fracaso que hemos conseguido con la candidadura de Madrid 2010:
Y olé xD


PD.: Un año más de Ávila medieval... y este más especial que nunca =)

1 comentario: